Loading...
Entérate

Premios Grammy: noche de sorpresas, homenajes y nostalgia

UAna noche de sorpresas se vivió durante la 61 edición de los premios Grammy celebrada en el Staples Center en Los Ángeles, California, donde se rindió homenaje a las cantantes Diana Ross y Dolly Parton.

Pero también donde Jennifer López impactó con su número musical, Lady Gagafascinó con su música, Alicia Keys presentó a grandes mujeres, los intérpretes latinos se hicieron presentes y se recordó a grandes celebridades de la música que fallecieron el año pasado.

La cita musical inició con la presencia en el escenario de Camila Cabello con su éxito “Havana”. A los pocos segundos se integró Ricky Martin para deleitar con “Pégate”. Junto a ellos estaba Arturo Sandoval y su saxofón, pero faltaba alguien más: J Balvin con la canción “Mi gente”. Entre todos lograron crear un movido y entusiasmado ambiente de apertura.

Para ese momento, Alicia Keys ya destacaba como la anfitriona del magno evento y tras mencionar a su familia y amigos, presentó el testimonio de un grupo de mujeres: la cantautora Lady Gaga, la actriz Jada Pinkett Smith, la abogada y socióloga Michelle Obama y la intérprete Jennifer Lopez.

Durante un par de minutos ellas expresaron cómo es que la música ha contribuido en su vida, de cómo les ha dado esperanza y las llevó a ser las mujeres de hoy. Así iniciaba uno de los momentos más emotivos de la noche:

Con la música lloramos, marchamos, hacemos rock, hacemos el amor. Es nuestro lenguaje global compartido y cuando realmente quieres decir algo, lo dices con una canción”, resaltó Alicia Keys.

Lady Gaga mencionó, a su vez, cuando en su juventud la gente la miraba feo y le decían “rara”.

Me decían que mi aspecto, mis elecciones y mi sonido no funcionaría. Pero la música me dijo que no los escuchara, tomó mis oídos, mis manos, mi voz y mi alma. Me llevó a todos ustedes y a mis pequeños monstruos, a quienes amo tanto”.

Para Jennifer Lopez, la música es un sonido que la pone a bailar todo tipo de géneros.

Excelsior

Promociones