Lo despidieron por no matar a dos ositos bebés… así recuperó su trabajo

Bryce Casavant fue despedido en 2015, cuando le pidieron matar a los cachorros de una osa a la que habían encontrando hurgando en la basura y robando comida del congelador en Canadá.

Su supervisor le pidió que matara a la familia entera, pues estaban acostumbrados a alimentarse de comida humana, por lo que podían ser un problema para la comunidad.

Después de matar a la madre, Bryce notó que los cachorros tenían sólo 8 semanas y posiblemente aún no se habían habituado a hurgar en la basura.

Además, los recogió y los llevó a una clínica veterinaria, en donde los cuidaron y después fueron liberados en la naturaleza.

Sin embargo, para Bryce las cosas se pusieron difíciles, pues a raíz de esta decisión fue despedido sin ninguna liquidación.

Por suerte, Bryce Casavant inició una demanda en la que defendía su derecho a tomar la última decisión y argumentaba que los cachorros de oso eran muy pequeños para ser considerados un peligro… y finalmente ha ganado la lucha.

Además de que le ha sido devuelto su trabajo, también le han pagado el tiempo que dejó de trabajar. Y además, los osos viven libres en la naturaleza.

 

Excelsior

Más noticias

Asciende a 50 el número de personas halladas muertas en tráiler en San Antonio, Texas

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó este...

Con casco y mochila térmica, perrita repartidora se hace viral en TikTok

En redes sociales se pueden encontrar un sin fin de historias...

Estas son las películas y series que llegan a Netflix en julio

Si estaban pensando que tendrían unas vacaciones aburridas, están...

Brad Pitt podría estar en las últimas etapas de su carrera

El multigalardonado actor con varios reconocimientos por parte de...