Home Travel Madagascar, la isla en la que los muertos bailan

Related Posts

Salven a Ralph, el conmovedor video que pide parar el maltrato animal

El maltrato animal es un tema que en los últimos años ha tomado mucha fuerza y por el que miles de personas buscan que haya...

Niño dejó nota en auto al que le rompió un vidrio

Un niño de España mostró un comportamiento ejemplar que le valió hacerse viral esta semana, pues mostró que cuando se comete un error, lo mejor...

Redes ayudan a cumplir sueño de Tomi, niño con cáncer cerebral que quiere ser youtuber

Durante las últimas horas en Facebook, páginas y grupos sobre videojuegos han compartido la historia de Tomás, un niño chileno que padece cáncer cerebral y cuyo...

Conejos gigantes tienen tamaño de un perro pequeño

Ginger y Freddie son dos conejos gigantes que viven como reyes en la casa de Steve Edwards, un hombre de 53 años que se deja una media de...

Madagascar, la isla en la que los muertos bailan

En esta isla-continente situada frente a África casi todo es peculiar. Y no solo la fauna, también las costumbres. La de exhumar a los muertos y danzar con ellos en una fiesta familiar es de las que más sorprenden al viajero

Más de siglo y medio de cristianismo traído por los colonos franceses no ha logrado erradicar la tradición animista de desenterrar a los muertos como máximo cinco años después del entierro para hacerles una fiesta, cambiarles la mortaja, acicalar las momias y celebrar con todo el pueblo una fiesta que puede durar una semana. 17 de las 18 etnias que habitan la isla practican el fadimahana. Cada una con sus características y protocolos.

La etnia dominante, los merina, que habita las Tierras Altas y se considera descendiente de los primeros pobladores llegados en canoa de la lejana península malaya, entierra a sus difuntos en panteones familiares construidos en un terreno propio. En Madagascar no existen los cementerios públicos municipales a la usanza del resto del mundo. Cada familia tiene el suyo propio y no hay nada más terrible para un malgache que morir y que sus restos no terminen en la tierra que le vio nacer. Por eso incluso hay túmulos provisionales para enterrar a quienes mueren lejos de casa hasta que sus familiares puedan trasladarlo al lugar donde debe reposar. Aunque no para siempre.

Porque a los cuatro o cinco años del deceso, se abre el panteón (siempre 24 horas antes, para que se airee) y se sacan los huesos amortajados (los merina no usan ataúd, depositan el cadáver envuelto en lienzo sobre unas literas de la tumba) y se hace una gran fiesta a la que acuden cientos de personas entre familiares y vecinos. Cuanta más gente esté invitada y más días dure, señal de mayor poderío económico de la familia. Al cadáver, o lo que queda de él, se le cambia y mejora el sudario para que no tenga frío, se le acicala para que afronte bien la eternidad, y se le baila llevado en volandas entre la multitud, dando siete vueltas a la tumba. Se come, se bebe y se baila como si no hubiera un mañana. Solo tras el festejo, el difunto podrá tener por fin paz eterna.

Curiosidades entorno al fadimahana habría para escribir un libro. Los sakalava, que viven al noroeste hacen la noche anterior al festejo una orgía sexual en la que todos pueden acostarse con todos, a modo de rito de fertilidad. Casi todas las etnias consideran que los niños y niñas no son parte de la comunidad hasta los tres años; si mueren antes, lo hacen sin alma y son enterrados fuera de la tumba familiar, en la tierra, para que vuelvan a ella e inicien un nuevo ciclo de vida.

Así lo relató Paco Nadal, periodista español especializado en viajes y naturaleza, en su relato para EL PAÍS en España

Fuente. EL PAÍS

Latest Posts

Salven a Ralph, el conmovedor video que pide parar el maltrato animal

El maltrato animal es un tema que en los últimos años ha tomado mucha fuerza y por el que miles de personas buscan que haya...

Niño dejó nota en auto al que le rompió un vidrio

Un niño de España mostró un comportamiento ejemplar que le valió hacerse viral esta semana, pues mostró que cuando se comete un error, lo mejor...

Redes ayudan a cumplir sueño de Tomi, niño con cáncer cerebral que quiere ser youtuber

Durante las últimas horas en Facebook, páginas y grupos sobre videojuegos han compartido la historia de Tomás, un niño chileno que padece cáncer cerebral y cuyo...