La colección de Ferrari y otros lujos de la vida de J Balvin, el príncipe del reguetón que está de vuelta

El cantante colombiano J Balvin visita España en mayo para dar dos conciertos en su vuelta a los escenarios tras un tiempo apartado del foco mediático.

A finales de mayo, la nueva gira europea de J Balvin hará una doble parada en España. El día 28 tocará en el Palau Olimpic de Badalona y el 31 de mayo lo hará en el palacio de Vistalegre de Madrid. El ‘Chico de Medellín’, como se hace llamar y como se titula también el documental biográfico que se estrenó en el año 2020. El nombre del tour, Qué bueno volver a verte, es la demostración de que el que fuera príncipe del reguetón —el título de rey es de Daddy Yankee— durante buena parte parte de la década pasada, está de vuelta tras un tiempo alejado del foco mediático.

Ganador de cuatro Grammy Latinos, José Álvaro Osorio Balvín, nombre completo del artista latinoamericano, también fue nombrado Embajador Global del Reggaetón e incluso fue elegido Ícono Latino de la Moda del Año en los Latin American Fashion Awards. Es uno de los artistas con más éxitos de escuchas y ha sido cabeza de cartel de los mejores festivales del mundo. Cómo olvidar, por ejemplo, una de sus últimas actuaciones icónicas, aquella en la que compartió escenario con Rosalía en Coachella, allá por el 2019.

Sin embargo, desde la pandemia, J Balvin, a excepción del estreno del citado documental, ha permanecido en un segundo plano. Incluso en la polémica con Residente, otra estrella de la música urbana latinoamericana que azotó a Balvin en la sesión que grabó junto a Bizarrap, ha preferido mantenerse en un plano discreto. Y ha sido a comienzo de este año cuando ha relanzado su carrera musical con el lanzamiento de ‘Triple S’, una colaboración con Jowell y Randy y De La Ghetto, y el anuncio de una gira europea que arranca el 26 de abril.

J Balvin está haciendo historia en tiempo récord

En este tiempo, J Balvin ha sido padre de su primer hijo con su pareja, Valentina Ferrer, Río, del que presume a menudo en sus redes sociales, donde el pequeño ha quitado mucho protagonismo a la vida de lujos que disfruta el cantante colombiano, una vida de lujos que incluye colección de Ferrari, avión privado y un armario único en el mundo, por estilo y por el valor de las piezas.

Relojes únicos, ropa y avión privado

Si hablamos de lujos y J Balvin, lo primero que salta a la vista es su gusto por la ropa extravagante y poco convencional, pero siempre de marcas punteras en el sector del luxury como Louis Vuitton, Gucci o Chanel. Su gusto por los estampados coloridos y llamativos, esos que durante años también lució en su pelo, son seña de identidad de un armario repleto de ropa de corte deportivo y trajes atrevidos —azules vivos, grises metalizados, cortes oversized…— en el que destaca una colección de sneakers sobresaliente, especialmente de modelos Air Jordan.

No en vano, el artista de Medellín mantiene una colaboración con la firma del swoosh, junto a la que ha lanzado al mercado varias ediciones especiales; las últimas, las Jordan Rio 3, inspiradas precisamente en el primer hijo de J Balvin, como él mismo reconoció cuando se lanzaron al mercado a comienzos de este año.

Las joyas y los relojes, como buen artista urbano, no faltan entre sus lujos. De hecho, ha posado alguna vez en Jacob & Co, la relojería de lujo neoyorquina que hace algunos de los diseños más caros del mundo. Se sabe, por ejemplo, que J Balvin posee, entre otros diseños, un Rainbow Tourbillon, un reloj cuyo precio ronda una edición limitada que cuesta alrededor de 300.000 euros, o un Five Time Zone, un reloj en oro blanco con diamantes que indica cuatro husos horarios en su esfera )Nueva York, Los Ángeles, París y Tokio), cuyo precio ronda los 60.000 euros.

JBalvin enseña las heridas que le hicieron las cadenas en la Gala MET

Para Balvin, como le dijo a Billboard en una entrevista publicada hace tiempo, «tienen que ver con el estatus: un reloj muestra la manera en la que te quieres presentar a la gente o la manera en la que quieres que te mire la gente».

No lo sabemos, pero quizá piense lo mismo de los aviones privados, que también refuerzan su estatus, o tal vez lo haga solo por comodidad, pero J Balvin también puede presumir, y de hecho lo hace a veces en sus redes sociales, de avión privado.

En concreto, según distintos medios internacionales, se desplaza en un Dassault Falcon 2000 con capacidad para 10 pasajeros más los dos pilotos. El avión privado del colombiano está valorado en unos 22 millones de euros y, como se aprecia en las imágenes que él mismo comparte cuando viaja, cuenta con todo tipo de lujos y comodidades, incluidos unos espectaculares asientos de cuero en blanco.

La conexión de J Balvin con RD Whittington

J Balvin comparte con otras estrellas de la música urbana el gusto por los coches de lujo. Cliente de RD Whittington, el mayor conseguir de coches de lujo en el mercado estadounidense, del que te hablamos aquí, no suele presumir tanto de garaje en sus redes sociales como sí lo hacen otros famosos.

Sin embargo, se ha publicado mucho en la prensa internacional en los últimos años sobre su colección de coches, que incluye diseños como el Dodge Challenger SRT Demon o el Mercedes-Benz de la Clase G. Y también presume de cliente popular el citado RD Whittington, que le ha dedicado uno de sus programas al día en el que entregó el Mercedes Maybach al cantante colombiano. Además, a finales de marzo mostró a Balvin conduciendo un Tesla Cybertruck, la camioneta futurista de la factoría de Elon Musk.

Pero si hay una marca favorita para J Balvin, esa es Ferrari. Y es que, de igual forma que su compatriota, de Medellín como él, Maluma, es un fanático de los Porsche (también tiene varios modelos de Ferrari en su garaje privado), Balvin lo es del cavallino rampante, como demuestra su colección de diseños firmados por la factoría italiana.

J Balvin y su colección de Ferrari: una de las más exclusivas en América Latina

Por ejemplo, en su colección privada, J Balvin tiene o ha tenido al menos un Ferrari F40, el diseño del que la firma transalpina fabricó 1.400 ejemplares entre 1988 y 1993 que fue fue el primer automóvil que superó la barrera de los 320 km/h; un 812 Superfast, «el más potente y rápido hasta la fecha (2017)», como lo describía Ferrari, gracias a su motor V12 que ofrece una potencia máxima de 340 km/h; un Ferrari 512 Testarossa, un clasicazo de la marca; y un Ferrari 458 Speciale, edición especial construido entre los años 2013 y 2015.

Pero es el Ferrari LaFerrari amarillo en el que se le vio recorrer las calles de Medellín en 2021 el Ferrari más caro que ha pasado por las manos de J Balvin. Pese a que la prensa colombiana asegura que forma parte de la colección privada del ‘príncipe del reguetón’, podría ser que lo alquilara en su día para rodar en las calles de su ciudad el videoclip del tema Ma G.

Ganador de cuatro Grammy Latinos, José Álvaro Osorio Balvín, nombre completo del artista latinoamericano, también fue nombrado Embajador Global del Reggaetón e incluso fue elegido Ícono Latino de la Moda del Año en los Latin American Fashion Awards. Es uno de los artistas con más éxitos de escuchas y ha sido cabeza de cartel de los mejores festivales del mundo. Cómo olvidar, por ejemplo, una de sus últimas actuaciones icónicas, aquella en la que compartió escenario con Rosalía en Coachella, allá por el 2019.

Sin embargo, desde la pandemia, J Balvin, a excepción del estreno del citado documental, ha permanecido en un segundo plano. Incluso en la polémica con Residente, otra estrella de la música urbana latinoamericana que azotó a Balvin en la sesión que grabó junto a Bizarrap, ha preferido mantenerse en un plano discreto. Y ha sido a comienzo de este año cuando ha relanzado su carrera musical con el lanzamiento de ‘Triple S’, una colaboración con Jowell y Randy y De La Ghetto, y el anuncio de una gira europea que arranca el 26 de abril.

En este tiempo, J Balvin ha sido padre de su primer hijo con su pareja, Valentina Ferrer, Río, del que presume a menudo en sus redes sociales, donde el pequeño ha quitado mucho protagonismo a la vida de lujos que disfruta el cantante colombiano, una vida de lujos que incluye colección de Ferrari, avión privado y un armario único en el mundo, por estilo y por el valor de las piezas.

Si hablamos de lujos y J Balvin, lo primero que salta a la vista es su gusto por la ropa extravagante y poco convencional, pero siempre de marcas punteras en el sector del luxury como Louis Vuitton, Gucci o Chanel. Su gusto por los estampados coloridos y llamativos, esos que durante años también lució en su pelo, son seña de identidad de un armario repleto de ropa de corte deportivo y trajes atrevidos —azules vivos, grises metalizados, cortes oversized…— en el que destaca una colección de sneakers sobresaliente, especialmente de modelos Air Jordan.

No en vano, el artista de Medellín mantiene una colaboración con la firma del swoosh, junto a la que ha lanzado al mercado varias ediciones especiales; las últimas, las Jordan Rio 3, inspiradas precisamente en el primer hijo de J Balvin, como él mismo reconoció cuando se lanzaron al mercado a comienzos de este año.

Las joyas y los relojes, como buen artista urbano, no faltan entre sus lujos. De hecho, ha posado alguna vez en Jacob & Co, la relojería de lujo neoyorquina que hace algunos de los diseños más caros del mundo. Se sabe, por ejemplo, que J Balvin posee, entre otros diseños, un Rainbow Tourbillon, un reloj cuyo precio ronda una edición limitada que cuesta alrededor de 300.000 euros, o un Five Time Zone, un reloj en oro blanco con diamantes que indica cuatro husos horarios en su esfera )Nueva York, Los Ángeles, París y Tokio), cuyo precio ronda los 60.000 euros.

Para Balvin, como le dijo a Billboard en una entrevista publicada hace tiempo, «tienen que ver con el estatus: un reloj muestra la manera en la que te quieres presentar a la gente o la manera en la que quieres que te mire la gente».

No lo sabemos, pero quizá piense lo mismo de los aviones privados, que también refuerzan su estatus, o tal vez lo haga solo por comodidad, pero J Balvin también puede presumir, y de hecho lo hace a veces en sus redes sociales, de avión privado.

En concreto, según distintos medios internacionales, se desplaza en un Dassault Falcon 2000 con capacidad para 10 pasajeros más los dos pilotos. El avión privado del colombiano está valorado en unos 22 millones de euros y, como se aprecia en las imágenes que él mismo comparte cuando viaja, cuenta con todo tipo de lujos y comodidades, incluidos unos espectaculares asientos de cuero en blanco.

La conexión de J Balvin con RD Whittington

J Balvin comparte con otras estrellas de la música urbana el gusto por los coches de lujo. Cliente de RD Whittington, el mayor conseguir de coches de lujo en el mercado estadounidense, del que te hablamos aquí, no suele presumir tanto de garaje en sus redes sociales como sí lo hacen otros famosos.

Sin embargo, se ha publicado mucho en la prensa internacional en los últimos años sobre su colección de coches, que incluye diseños como el Dodge Challenger SRT Demon o el Mercedes-Benz de la Clase G. Y también presume de cliente popular el citado RD Whittington, que le ha dedicado uno de sus programas al día en el que entregó el Mercedes Maybach al cantante colombiano. Además, a finales de marzo mostró a Balvin conduciendo un Tesla Cybertruck, la camioneta futurista de la factoría de Elon Musk.Balvin, junto a RD Whittington y su Maybach

Pero si hay una marca favorita para J Balvin, esa es Ferrari. Y es que, de igual forma que su compatriota, de Medellín como él, Maluma, es un fanático de los Porsche (también tiene varios modelos de Ferrari en su garaje privado), Balvin lo es del cavallino rampante, como demuestra su colección de diseños firmados por la factoría italiana.

Por ejemplo, en su colección privada, J Balvin tiene o ha tenido al menos un Ferrari F40, el diseño del que la firma transalpina fabricó 1.400 ejemplares entre 1988 y 1993 que fue fue el primer automóvil que superó la barrera de los 320 km/h; un 812 Superfast, «el más potente y rápido hasta la fecha (2017)», como lo describía Ferrari, gracias a su motor V12 que ofrece una potencia máxima de 340 km/h; un Ferrari 512 Testarossa, un clasicazo de la marca; y un Ferrari 458 Speciale, edición especial construido entre los años 2013 y 2015.

Pero es el Ferrari LaFerrari amarillo en el que se le vio recorrer las calles de Medellín en 2021 el Ferrari más caro que ha pasado por las manos de J Balvin. Pese a que la prensa colombiana asegura que forma parte de la colección privada del ‘príncipe del reguetón’, podría ser que lo alquilara en su día para rodar en las calles de su ciudad el videoclip del tema Ma G.

En cualquier caso, este modelo, que también consiguió Balvin a través del famoso conseguidor de coches de lujo RD Whittington, es un exclusivo superdeportivo del que solo se fabricaron 499 unidades. Tuvo un precio de salida que ronda el millón y medio de euros, aunque actualmente es mucho mayor, ya que su precio estimado se mueve alrededor de tres millones y medio de euros.

Sea suyo en propiedad o no este LaFerrari, es evidente que para J Balvin los coches de lujo son una debilidad, tanto o más que la ropa, las deportivas y los relojes más exclusivos del planeta.

Más noticias

Danna Paola sufre de dolorosa caída durante show en Perú

Durante una presentación en Lima, Perú, experimentó un tropiezo...

Kenia Os anuncia conciertos en México; fechas, lugares y cuándo será la preventa de boletos

escuchado sus nuevas canciones, esperaban con ansías el anuncio de...

Nicki Nicole ¡A ritmo de cumbia!

La cantante deja aflorar sus sentimientos con “Ojos verdes”...