Mamá le lleva una bailarina exótica a su hijo por su cumpleaños 18 y causa polémica

Alcanzar la mayoría de edad es siempre un hito significativo que marca el paso de un adolescente a la adultez y que implica muchos cambios y responsabilidades, además de nuevo estatus legal y la oportunidad de tomar decisiones propias.

Y por supuesto las celebraciones la llegar a los 18 años no puede faltar, y al igual que en los 15 años se celebran en grande, como un festejo que quedó registrado en redes sociales y despertó el debate entre los internautas.

Una ola de indignación provocó una madre de familia luego de que intentó darle a su hijo un regalo inolvidable por su cumpleaños número 18, día en el que alcanzaría la mayoría de edad.

En redes sociales comenzó a circular un video en el que se observa el momento en el que una mujer le da su regalo de cumpleaños a su joven hijo, quien, ansioso, espera sentado en una silla mientras su madre se acerca a él con un pastel y le pide que cierre los ojos y pida un deseo.

Es entonces cuando, tras soplar las velas, una bailarina erótica entra en escena para saludar al joven generando un ambiente festivo gracias sus movimientos provocativos y ropa diminuta, mientras el cumpleañero no puede salir de su asombro.

La mujer comienza a bailarle al joven mientras la mamá del muchacho asegura que es precisamente eso lo que él había pedido para celebrar su mayoría de edad.

Como era de esperarse, el clip generó toda clase de comentario y opiniones en donde los internautas cuestionaron la elección de la madre y aseguraron que esta experiencia podría ser negativa para el muchacho.

En tanto, otras personas consideraron que, al tratarse de su cumpleaños de 18, ya es mayor de edad y tiene el derecho de decidir sobre su propia fiesta.

 

Excelsior

Más noticias

Madonna habría rechazado a Belinda para ser invitada a su show

Madonna ha cerrado con éxito su gira The Celebration Tour en tierras...

Danna Paola sufre de dolorosa caída durante show en Perú

Durante una presentación en Lima, Perú, experimentó un tropiezo...